El género de cada uno… ¿y qué?

La discusión de la Ley de Identidad de Género y el reciente paseo de un bus naranja auspiciado por ultramontanos pone en el debate la situación de muchas personas en Chile. El Ciudadano conversó con activistas de Valpo Trans, quienes nos explican el sentirse diferentes, los constreñimientos actuales en Chile y su agenda política. A su juicio es hora de sentarnos a discutir y trabajar por espacios para el género de cada uno.

A fines de abril el Ministerio de Educación entregó una circular a todos los colegios sobre los derechos de niñas y niños trans en el ámbito de la educación. El texto persigue asegurar el acceso y permanencia de las niñas y niños trans en el sistema educativo, creando espacios seguros y respetuosos de su dignidad. Las orientaciones se explayan en la dignidad del ser humano, interés superior del niño o niña estudiante, no discriminación arbitraria y buena convivencia escolar.

Dicha circular define conceptos como género, entendido como el rol y el comportamiento, actividades y atributos construidos social y culturalmente en torno a cada sexo biológico. La Identidad de género se define como la vivencia individual del género, tal como cada persona lo siente profundamente, la cual podría corresponder o no con el sexo asignado al nacer, incluyendo la vivencia personal del cuerpo. También explica que la Expresión de género es como una persona manifiesta su identidad de género y la manera en que es percibida por otros. Esto a través de su nombre, vestimenta, roles sociales y conducta en general. Finalmente define que Tran es el término general referido a aquellas personas cuya identidad y/o expresión de género no se corresponde con las normas y expectativas sociales tradicionalmente asociadas con el sexo asignado al nacer.

En la circular se exige a los colegios que los estudiantes tienen el derecho de utilizar el uniforme, ropa deportiva, accesorios que considere más adecuado a su identidad de género. Pasa lo mismo con los baños, para lo que se recomienda su uso respetando su identidad de género.

Las voces de rechazo no tardaron en llegar. Una provino de la Conferencia Episcopal. El obispo de San Bernardo, el opus dei Juan Ignacio González, señaló que el Mineduc “impone por la vía administrativa una serie de prácticas que ni siquiera están aprobadas por la ley”.

El proyecto de Ley de Identidad de Género ingresó para su tramitación en el Senado en mayo de 2013. Presentado por OTD (Organizando Trans Diversidades) y el apoyo de Fundación Iguales, el texto fue redactado por la académica de la Universidad de Concepción y abogada especialista en DDHH, Ximena Gauché. Su patrocinio correspondió a las senadoras Lily Pérez y Ximena Rincón, junto a sus pares Camilo Escalona, Ricardo Lagos Weber y Juan Pablo Letelier.

En mayo cumplió cuatro años de tramitación en el Congreso. En enro la Comisión de Derechos Humanos del Senado discutió apenas 8 de las 120 indicaciones presentadas al proyecto. Con los votos de Jacqueline Van Rysselberghe, Manuel José Ossandón y Manuel Antonio Matta se sacó del proyecto a niños, niñas y adolescentes. Un enorme retroceso para los derechos de la comunidad trans.

En la ciudad de Valparaíso, se crea y crece Valpo Trans, organización autogestionada que trabaja “en visibilizar, incomodar, tensionar esa inocencia o candidez en la que a veces a caído lo que entendemos como trans“- cuenta Lilit Herrera. Ella junto a Davie Apaza nos cuentan por qué luchan:

¿La transexualidad, sería la situación de las personas que no presentan una correspondencia entre sexo y género? ¿Qué me podrían decir al respecto de esta definición?

Lilit: En principio es correcto porque las definiciones nunca son inocentes, y son parte de una política que es consciente, y esa política consciente la realizan ciertos sectores, que están interesados en constituir determinada realidad. Entonces en la construcción de realidad que han hecho en el sector a través de esa concepción de ser trans, yo tendría que decir al menos desde mi parte, que es correcto. Pero es necesario hablar de que no existe lo trans a secas, como no existe la mujer a secas o el hombre a secas, ninguna otra identidad a secas, existe el trans en determinados contextos, que son construidos a demás por ciertos elementos, como en este caso y otros también elementos como la clase o la raza. Es decir estamos asistiendo a un proceso de construcción mediática de lo trans, en donde esos dos elementos, desde mi perspectiva son fundamentales en la identidad de una persona, además de la sexualidad, están siendo ignorados, y ese ignorar tampoco es inocente.

Davie: Bajo un régimen biomédico, un régimen político que existe hegemónicamente, las personas trans no corresponden a sus sexos asignados. Bajo esa concepción hay dos posibilidades solamente ser un hombre y o una mujer. Sabemos que el género es una construcción social, que se va construyendo, o sea uno no nace hombre ni mujer por tener sólo genitales. La sexualidad es algo que se va construyendo a través del tiempo, proceso en que influyen la cultura y la sociedad que te han impuesto. Entonces respecto a eso es una construcción, no solo binaria, nosotros reconocemos que existen otros géneros, y no solo este sexo binario que sería hombre y mujer.

Aclaremos para un lector lego qué diferencias existen entre transexual, travestis y transgénero.

Davie: Con las personas transexuales se puede ver claramente un discurso biomédico, porque en esos casos la medicina juega un rol súper importante que te dice y que te proyecta a través de la cirugía, a través de las hormonas, y también a través de un estereotipo de lo que es ser hombre y ser mujer. A las personas transexuales como que la medicina te guía por ese camino de que tú tienes que transformarte en uno o en el otro, y no puedes salir de esos márgenes, tienes que ser muy mujer o muy hombre para que la sociedad pueda aceptarte tal, de esa forma como eres.

Lilit: decir que existe un paraguas trans que es el que tu mencionas e integra cuyas categorías, y quizás en un futuro se puedan integrar más, sobre todo cuando igual hay una discusión para ir mas en ciertos sectores desde la psicología donde puntualmente están hablando incluso de integrar en ese paraguas trans categorías como la intrasexualidad o la androginia.

Ahora sobre las otras categorías importante decir que no nacen de la nada, la transexualidad, muy en breve, nace desde la medicina es particularmente una de las personas que populariza la transexualidad es Harry Benjamin, en donde lo que habla de transexualidad está dentro del binario, este cuerpo incorrecto que necesita convertirse en un cuerpo de hombre o en un cuerpo de mujer, en donde ese cuerpo es un pasivo porque es un paciente de las manos del activo que es el médico, a ese término en 1975 en EE.UU. se le llama “transgender” y esto yo lo pronuncio en inglés, no por un ánimo de siutiquería, sino porque desde ese mismo activismo se dijo que ese término “Transgender” era “Transgender” en EE.UU. y que no necesariamente tenía que traducirse a otros contextos, ahora bien en los 90´ tomándose un poco de la teoría Queer, surge el concepto de transgénero en oposición de algún modo, de tensionamiento al concepto de transexualidad, porque ahí se dijo en ese momento no todo queremos ser hombres ni ser mujeres.

Y con respecto al concepto de travesti, los conceptos son más que eso, más que conceptos porque son históricos, yo no tengo la verdad, pero creo que es importante a mi parecer hablar de “la” travesti entendiendo que es una construcción de una cierta sujeta en cierto contexto, que en términos generales se puede hablar de un cuerpo, de una subjetividad, que cuyo desarrollo es en la calle, y porque se dedica a la prostitución, comercio sexual como se le quiera llamar, ahora me parece en lo general que ninguna de las categorías es fija y tiende a evolucionar conforme evolucionan las mismas categorías, como de género.

Como se le quiera definir, como una disforia de género, si se le quiere definir como una enfermedad mental, si se le quisiera definir como un trastorno, la transexualidad nace del discurso biomédico entonces está esclavizada a ese discurso biomédico y se podrá problematizar, tensionar, pero surge desde allí. Entonces cuando nace allí es complejo tratar de subvertir el término porque transexualidad es precisamente el discurso mediático y yo diría empresarial, porque se construye en canales de televisión que le pertenece a un empresario, como el cuerpo equivocado, que somos un error, que necesitamos por lo tanto ser corregidos para lo que yo al menos sostengo en esta suerte de teoría de la homologación o el fenómeno de la homologación, en donde es necesario que si no llegamos a ser ciento por ciento hombres o mujeres realicemos lo que en gringolandia se llama el “pasing” que es básicamente el pasar piola, si eso lo conseguimos bakan, somos perfectos transexuales que incluso es tan perverso el sistema que esa mujer nunca va a ser una mujer a secas va a ser una mujer trans y el hombre va a ser un hombre trans y me parece que en eso va la transexualidad, vaya creo que vamos a tener que comenzar a tensionarlo entonces.

¿Qué es la intrasexualidad?

Lilit: A groso modo tiene que ver cuando un cuerpo no cumple con la estética normativa y principalmente en este caso está relacionado con lo que hemos entendido como una genitalidad. Pero al parecer es mucho más que eso, por lo tanto es un fenómeno más complejo aún. Me es importante decirlo porque me parece que siempre la intersexualidad te reduce a esto de “no pero tiene pene y vulva” me parece que ver a una persona simplemente, entenderla como intersexual porque tiene pene y vulva, primero no sé qué tan correcto es y segundo es super sesgado y obedece a una construcción de los cuerpos, para mí lo que tiene esa persona entre las piernas es pene y vulva pero desde mi propia construcción, no me parece entonces y sea tan correcto plantearlo así. Y la androginia, expresión de género, tiene que ver con también esta cuestión de identidad problemática que al parecer pulula, hasta ahora en términos estéticos, pero igual tiene un trasfondo más profundo entre estos binarios, masculino o lo femenino, y que la gente tiende a decir el hombre o la mujer, entonces es alguien en esta androginia que puede ir desde ser un hombre, puede ser una mujer, etc. En ese sentido esa confusión viene a darle un golpe, un remezón a esa construcción binaria.

Que está haciendo Valpo Trans por estos días?

Lilit: Estamos haciendo un trabajo de visibilización con una compañera y un compañero. Una visibilización que es políticamente correcta o inocente, que llama precisamente a tensionar esa inocencia o candidez en la que a veces ha caído en lo que entendemos como trans. Igual un alcance de todo lo que hemos hablado yo creo que tanto Davie como el otro niño y la otra niña y yo también, si bien es cierto miramos la transexualidad con mucha crítica, nos parece que si hay una compañera que llega hoy acá y nos dice yo necesito convertirme en mujer, en Davie en mí en el resto no va a estar jamás la intensión de castigar a esa compañera, de cuestionar que ella se sienta como se sienta. Si ella se siente mujer, bueno será porque se será mujer, porque nos parece que a pesar de toda la problematización no podemos violentar a otros seres humanos como nos han violentado a nosotros durante todo este tiempo.

¿Qué es para ustedes el régimen heterosexual?

Lilit: El régimen heterosexual es un régimen político en el cual sólo se permiten las relaciones heterosexuales y sus comportamientos para todo el mundo, independiente que tú te definas como heterosexual o no te definas como heterosexual, porque me parece importante decir también que hay homosexuales muy heterosexuales. Alguien puede decir es una locura, pero igual entendiendo que esa heterosexualidad escapa al concepto de orientación y se termina transformando en una estructura política, económica y social. Es por eso que puede haber homosexuales heterosexuales. Y es por eso que a pesar de que en la categoría de la heterosexualidad o la homosexualidad son categorías que apuntan al binario hombre – mujer, podríamos decir también que en consecuencia existirán trans heterosexuales, pero no entendido como trans en una orientación sexual hetero, si no como trans heterosexuales porque reproducen precisamente toda la estructura heterosexual obligatoria: “Tienes que ser muy mujer”, “Tienes que ser muy hombre”. Si soy trans femenina tengo que involucrarme solo con hombres o incluso niña, miran con mucha sospecha si es que este marido que vamos a tener ha estado antes con hombres, porque no es posible que un gay se sienta atraído por una trans. También el régimen heterosexual está en ese tipo de prácticas.

Davie:

 Un trans con una situación económica buena, por decirlo así, tiene más posibilidades de caer en este discurso “Voy a ser la más mujer porque tengo dinero y tengo recursos para hacerlo” y no así las compañeras que son de sectores más periféricos, no tienen los recursos para hormonarse, para operarse, entonces igual es muy distinta la situación de clase también.

¿Qué espera Valpo Trans con visibilizar?

Davie: estamos luchando por la ley de identidad de género, como objetivos particulares, en mi caso, lo que yo planteo es romper con todas estas, estos binarismos que nos han impuesto, desde pequeños y los niños y niñas que vienen a futuro puedan reconocerse como ellos quieran ser y lo que a ellos les guste, lo que ellos quieran vivir, y no que la sociedad venga y te imponga, no tu tienes que hacer y es violento eso también, o sea, lo que se quiere hacer, o lo que se quiere lograr que haya un cambio de paradigma en la sociedad, que puedan aceptar a sus hijos e hijas, que sean felices.

Lilit: a pesar que miramos con crítica lo que sigue siendo el proyecto de identidad de género porque acaba por subordinar lo que pudo haber sido en algún momento un movimiento trans. Me parece que en Chile existen muchas ficciones, me parece en general lo seres humanos tendemos a vivir de ficciones porque sobre todo cierta realidad re dura, entonces terminas creando personajes de ti mismo o ciertos lugares, porque si no es duro vivir. Bueno una de las ficciones que ha tomado lo trans para poder seguir sobreviviendo, porque es duro vivir, como trans en general, es que exista un movimiento trans, entonces cuando tú dices que existe un movimiento trans esa es tu ficción, si ese es tu relato, uff tengo algo por lo cual….., hay un gran grupo de personas que no sé dónde están pero sé que están en algún lugar y me van a proteger, eso es en lo inmediato y que me parece que es super comprensible, porque nacemos solos y solas, y necesitamos saber que hay alguien como nosotros/as en alguna parte. Como tal no existe ese movimiento, lo que existe son ciertas organizaciones que realizan el lobby político, no vamos a satanizar a nadie, porque nos parece que allí hay compañeras y compañeros que son super honestos y super honestas, que de verdad han estado haciendo, bajo su lógica, un trabajo del todo correcta. Simplemente evidenciamos que eso que ha causado tantas cosas, es que la discusión de lo trans sea sólo la ley de identidad de género. Porque no hablar del barrio rojo, de los travestis por ejemplo, o de las prostitutas, pero en general de las travestis, ¿por qué eso cómo trans no lo tomamos?

¿Por qué estos temas nos los tomamos como sociedad?

Marcela Cruz Rebolledo

 

El Ciudadano

RELACIONADO: Bonitas: la historia de como ser transexual en Chile

(Fuente:  http://www.elciudadano.cl/justicia/el-genero-de-cada-uno-y-que1/07/08/  y selección de Victoria Riquelme)

 

Anuncios